El aborto no es la solución

0
159

Por: Sarko Medina Hinojosa

Cada cierto tiempo se cierra un centro dedicado al aborto clandestino. Es lamentable pero los comerciantes de muerte, proponen el aborto liberado como la única solución a un problema mucho más grave como es que una mujer, llevada por quién sabe qué razones y motivaciones dolorosas, tenga que considerar el aborto, el matar al hijo que crece en su vientre, como la última solución.

En una sociedad que se jacta de ser progresista, es contradictorio someter a juicio moral a una mujer que cometió un aborto, porque no se conocen todos los elementos de juicio para determinar su accionar, eso está claro. El que sí debe ser juzgado, es el comercio que se hace de la necesidad ajena, aquellos que comercian con la sangre de inocentes deben pagar judicialmente su maldad.

Aquellos que, propugnando una falsa libertad de derechos, buscan que haya más abortos clandestinos, para inflar cifras y luego, mediante las leyes quebradas, llegar a legalizar una práctica que degrada al ser humano como tal y vierte en los bolsillos de estos mercaderes de la muerte, el dinero del erario público, convirtiéndonos a todos en parte de esta matanza.

Las soluciones a los embarazos no deseados no pasa por la solución quirúrgica o química, que mata y destruye y deja secuelas irreversibles en las mujeres, sino por la educación, como lo claman los mismos escolares, indicando que la información en sus centros educativo es segadas, insuficiente, que no les llevan a vivir una sexualidad responsable, sino que les siembran más dudas.

El cierre de los tópicos clandestinos, plenamente identificados en la ciudad, es un paso hacia el objetivo de reducir los abortos. Pero la tarea más grande la tiene el Estado, el cual debe implementar programas adecuados para dar una solución humana a los casos de embarazos en adolescentes y no deseados o por violación. Programas de acompañamiento social y psicológico a las madres y sus familias, un verdadero interés en mejorar las políticas de adopción de menores, son algunas de las tareas, pero no implementar costosos sistemas de aborto legal, que no funcionan y son desastrosos.

Ya lo demostró España y su terrible situación actual en que los tópicos clandestinos han duplicado su número, dado que no hay cárcel para el abortero por su accionar y la cantidad inmensa de mujeres que ven afectadas sus vidas después de tal decisión que, muchas veces, no es tomada por voluntad sino presionadas por un entorno que las señala, las juzga y arroja sobre ellas el peso del asesinado al final.

Publicado en: www.exitosanoticias.pe/opinion-sarko-medina-el-aborto-no-es-solucion/

Deja un comentario