Europeos se extinguen y buscan políticas Próvida y Profamilia

0
217

Mientras que en nuestro país se priorizarían, las políticas abortistas y de destrucción de la familia heterosexual (capaz de perpetuar naturalmente la especie) aduciendo la supuesta modernidad que esto conlleva, en Hungría te premian si tienes cuatro hijos o más hijos, es más ya no tienes que pagar impuestos directos nunca en tu vida. Debido a la futura extinción de los europeos.  

Para estos países europeos es necesario aumentar la tasa de natalidad cuanto antes, ya que las políticas económicas por muchos años han incentivado al uso “Responsable de la fertilidad” llegando a tener una pirámide invertida donde la mayoría de pobladores son ancianos y la minoría son niños.  Resulta que Viktor Orbán, la ‘bestia negra’ del ‘progrerato’ europeo y primer ministro de Hungría, está a lo que hay que estar, a las cosas grandes como la supervivencia de nuestras sociedades y no a menudencias, y ha anunciado esta medida para evitar la inmigración masiva, en este caso de personas que aún conservan los valores pro vida como son los latinos, africanos y árabes, si esta medida no funciona la única solución será la pluri-raza.

Fue en el discurso sobre el Estado de la Nación, que fue este pasado domingo, Orbán anunció un Plan de Acción de Protección de la Familia pensado para promover el matrimonio y la natalidad. Entre las medidas está esa, la de que las mujeres que críen cuatro hijos o más no tengan que rellenar un impreso del IRPF nunca más en la vida, así como subvenciones para que las familias numerosas puedan comprar coches más grandes.

También incluye un programa de créditos favorables a las familias con, al menos, dos hijos para comprar una casa. Y cualquier mujer de menos de 40 que se vaya a casar tiene acceso a créditos con interés reducido. Se crearán 21.000 plazas más de guarderías pero, si los abuelos se comprometen a cuidar de sus nietos, recibirán la correspondiente bonificación.

Son más las muertes en Europa que los nacimientos, los últimos datos disponibles del Eurostat de mediados de 2018 muestran que la tasa de fertilidad europea sigue descendiendo. En 2017 nacieron en la Unión Europea 5,1 millones de niños, 90.000 menos que el año anterior, frente a 5,3 millones de muertes. Esta situación es lamentable y es quizás fruto de las políticas abortistas (Los niños abortados no se cuentan como muertes) Si se hace un paralelo entre los niños abortados y las familias homosexuales en Europa se encontrará la razón de este déficit.   Pero la industria del aborto preferiría mantener sus millonarios ingresos antes que ver el beneficio del país.

La tasa de nacimientos en 2017 fue en Hungría de 9,7 por cada mil residentes, algo por debajo de la media europea, de 9,9 por cada mil residentes. Ese mismo año, las defunciones superaron los nacimientos en 37.000 personas.

La política profamilia de Orbán ya ha hecho descender los abortos y los divorcios y aumentar los matrimonios. Entre 2010 y 2017, en número de abortos se redujo en más de un tercio -de 40.449 a 28.500-, los divorcios han pasado en ese mismo periodo de 23.873 a 18.600 y los matrimonios han crecido un espectacular 42%.

Fuente: Actuall

Deja un comentario