Más de 1.500 bebés salvados por la “baby box” en Corea

0
165

Hace 10 años el proyecto denominado “baby box” o cuna salvadora que es llevada por el pastor evangélico de la iglesia Joosarang Community Church en la zona sur de Seúl según señala Asia News, ha logrado salvar a 1.526 bebés en total.

La baby box o cuna salvadora está en un pequeño centro, acondicionado para alojar a niños no deseados. Este lugar fue el primero de su tipo en Corea del Sur, país con una de las tasas de crecimiento más bajas del mundo.

En el año 2012 y con la nueva ley de adopción, que obliga a los padres biológicos a registrar a sus hijos si quieren darlos en adopción, la cantidad de bebés que recibía en la cuna salvadora aumentó.

“Junto a los niños, dejan cartas con historias desgarradoras”, dijo a la agencia surcoreana Yonhap.

“Habitualmente, las mamás dejan una carta que cuenta historias desgarradoras, junto a promesas de regresar en el futuro, algún día. En general, ellas viven circunstancias desesperantes, no tienen adónde ir ni nadie a quien recurrir”, indica el pastor.

Luego que los bebés son dejados en la cuna salvadora, se hace una investigación policial y algunos procedimientos administrativos. Después los niños pasan a un orfanato o casa de alguna familia.

Asia News señala que la mayoría de personas que dejan a sus hijos en la cuna salvadora son madres que los tuvieron fuera del matrimonio o sufrieron abuso sexual. Son también mujeres jóvenes y adolescentes.

Durante años el gobierno surcoreano ha pedido que se retire la baby box, señalando que el pastor podría ser acusado penalmente por favorecer el abandono de bebés.

Cuando alguien deja a un bebé en la cuna salvadora, suena una campanilla que hace que el pastor o algún miembro de su comunidad salga para intentar conversar con la madre o el padre para que reconsidere su decisión.

“Cerca del 95% han conversado brevemente conmigo y cerca de 17 han cambiado de idea”, comenta el pastor. Las madres que deciden quedarse con los niños han recibido ayuda financiera y asesoría de parte de su comunidad cristiana.

En 2018 Lee presentó un proyecto de ley para permitir a las mujeres que tienen un embarazado no deseado, que den a luz en secreto y dar al recién nacido al Gobierno, manteniendo su identidad en documentos firmados en una agencia estatal.

Según el proyecto, que aún debe ser revisado por la Asamblea Nacional, los niños podrían conocer a sus padres biológicos a los 16 años, con previa autorización de un tribunal.

Fuente: Aciprensa

Deja un comentario