MIRAR A ESPAÑA

0
185

En los últimos meses, se ha desatado en nuestro país una polémica acerca del Curriculo Nacional de Educación Básica. La presencia de la ideología de género es incontrovertible en dicho currículo. Cínicamente, la gente del Ministerio de Educación lo niega. Sostienen que enfocan la igualdad de género como igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Mentira podrida. Si solo fuese eso, ¿quién se opondría? La gente de a pie se pregunta por esta ideología; la inmensa mayoría aún no sabe de qué se trata. Sin embargo, esto ha servido -al menos- para que se hable del peor enemigo que existe -en mi opinión- en la cultura actual. Nosotros hemos escrito mucho sobre la ideología de género, pero continúa pasando muy oculta.

En casos como éste, es un ejercicio tan útil como real mirar lo que sucede más allá de nuestras fronteras, para saber en dónde podríamos terminar. España, nuestra madre patria, afrontó este tema hace más de una década. Veamos por dónde transita hoy.

Transcribo del diario español ABC, del 27 de diciembre de 2016: «Los colegios públicos valencianos deberán contar a partir de ahora con lavabos (baños) mixtos para garantizar el acceso del alumnado transexual». Del mismo modo los alumnos podrán utilizar uniformes escolares «según la identidad sexual sentida». Estas son algunas medidas contra la LGTBIfobia, del protocolo «para garantizar el derecho a la identidad de género, la expresión de género y la intersexualidad en los centros educativos valencianos, que entró en vigor (hoy) tras su publicación en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana». Hay que señalar que Valencia se ha convertido en el laboratorio de este tipo de leyes en España.

Esto es un totalitarismo de género. Por si no nos hemos dado cuenta, la guerra del género se libra hoy en las escuelas. Allí se adoctrina a los más débiles de la sociedad. Corrompidos desde chicos aseguramos el futuro. Los «cerebros» de esta ideología buscan imponer a toda costa en los colegios que los niños ya no son niños o niñas según la biología. Son lo que ellos quieran ser, la identidad de género que elijan. Por lo tanto, pueden usar el baño según lo que sientan que son. ¿Buscando la no discriminación de las personas homosexuales y transexuales llegan a esta aberración? Una cosa es prohibir toda forma de discriminación hacia esas u otras  personas -algo válido- y otra muy distinta es educar a nuestros hijos en una  ideología perversa. ¿Dónde quedan la patria potestad y la libertad de educación de los padres, que son derechos fundamentales?

El arzobispo de Valencia, Cardenal Cañizares, ha alzado la voz varias veces. En una de las últimas dijo: «Adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad. Es preciso informarse, no cruzarse de brazos, actuar. Es un deber y una responsabilidad para con las familias y para con el hombre». Al día siguiente de su declaración, la dictadura de género (gobierno valenciano y partidos políticos) le advirtió «que sancionará a los colegios católicos si no aplican la Ley integral del reconocimiento del derecho a la identidad y expresión de género en la Comunitat Valenciana» (diario Levante). Nada ni nadie debe interponerse.

¿Seguimos discutiendo sobre la ideología de género en el Curriculo escolar?

Por: Ing. Edwin Heredia Rojas                                                                                                     

Deja un comentario