Urgencia de padres valientes

0
53

Necesitamos más padres valientes, de aquellos que no niegan a sus hijos y los mencionan cada que pueden para definir su rol de padres, no como una medalla para lucir, sino para centrar sus responsabilidades en la vida. De esos que acompañan ese mencionar en acciones concretas, asistiendo a las reuniones de padres, o los recogen del colegio, mínimo se conocen el nombre de la profesora, el teléfono de secretaria, el de los compañeros, de algunos padres. Que no solo se meta al whatsapp de la clase para burlarse de los que piden la tarea a medianoche o para criticar a los maestros.

Necesitamos de esos padres que se sientan un día con sus hijos, a la edad que consideren correcta y les expliquen las cuestiones fundamentales de su sexualidad, sin miedo. Sin detalles morbosos o tabúes que levanten barreras, sino con la clara verdad de la sexualidad y el respeto para con su cuerpo y el de los demás, las muchas maneras de vivirla sin sentirse apremiado por descubrir el placer anticipadamente y reservarlo para el momento adecuado. La construcción de una familia como parte del proceso natural, no como un lugar que los minimizará o aprisionará.

En ese punto necesitamos de padres que valoren la unidad familiar y no busquen en ella el descanso o complacencia de necesidades. Los hijos no son un derecho, existe el derecho de los hijos a tener a sus padres no al revés. El tener un hijo representa un deber, sí, pero implica un amor sobrenatural que hace al progenitor salir de la comodidad de un estado complaciente a verter en la crianza sus fuerzas. El medir la recompensa con el esfuerzo es un error, un trágico error que deja como consecuencias muchos hogares destruidos.

¿Los padres valientes escasean? No creo, siento que viven su paternidad con mucho esfuerzo, en una sociedad que vanagloria la autosuficiencia y otorga hasta medallas a quién prefiere descartar todo lo familiar por perseguir sus sueños de éxito. Están allí, pero de repente la sociedad consumista los prefiere separados, con mayor cantidad de gastos que ahorrando para la familia, asumiendo posiciones falsas frente a la verdad que son padres, ni más ni menos, pilares de una sociedad que anda derrumbándose por falta de valores, una sociedad que incentiva más a irse antes que quedarse y afrontar los problemas, junto a sus parejas. Necesitamos padres valientes, hoy más que nunca.    

Por: Sarko Medina Hinojosa *Periodista y escritor   

Deja un comentario