Miembros de la OEA escuchan a líderes Pro Vida

0
66

La corriente Pro Vida viene asumiendo desde hace varios años una postura arrolladora, a la cual se les vienen sumando miles de personas cada día, la defensa de la vida es innata en la naturaleza humana, por lo tanto estamos llamados biológica y socialmente a defender a nuestra especie desde la concepción. Es por ello que los denominados Jóvenes de la Generación Provida redactaron la «Declaración de la Juventud» dirigida a los cancilleres de la OEA.

Empezó a las diez de la mañana: una hora más tarde de lo programado. Las actividades principales relacionadas con la 49ª Asamblea de la Organización de Estados Americanos abrieron con el “Diálogo de los jefes de delegación con la sociedad civil”.

Jóvenes de la Generación Provida redactaron «Declaración de la Juventud», dirigida a los cancilleres de la OEA. Llaman así a los líderes internacionales a comprometerse con las necesidades reales de los ciudadanos y a hacer frente a las imposiciones ideológicas que nada tienen que ver con la realidad de la región.

«Movidos por un fuerte compromiso con el futuro de sus respectivos países, los jóvenes de la ‘Generación Provida’ redactan la ‘Declaración de la Juventud’ para reafirmar los valores esenciales sobre los que se sustentan el Estado de Derecho y la Democracia», sostienen.

Luego afirmar que la «Generación Provida» recolectó más de 20.000 firmas para dicha declaración en menos de 48 horas, mediante una masiva campaña en redes sociales y medios de comunicación, prometieron: «Ésta será entregada a los Cancilleres y Misiones Permanentes en la 49° Reunión de la Asamblea General de la OEA, a celebrarse en la ciudad de Medellín del 26 al 28 de junio de 2019».

De hecho, la principal motivación de las asociaciones que se pronuncian a favor de la vida es hacerle notar a los delegados de la OEA que dicha organización no está cumpliendo con los fines para los que fue creada, sino que su agenda principal es netamente ideológica y no ayuda a solucionar los problemas reales que nos aquejan como región: pobreza, falta de educación y salud, corrupción, entre otros. Además, sostienen que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –y con ella, la CIDH– son los principales responsables de que la OEA hoy solo busque atender pseudoderechos minoritarios utilizando las sentencias de la Corte con el fin de que éstas primen, inclusive, sobre las Constituciones nacionales. Vulneran así la soberanía de los Estados miembros.

Ecuador y Uruguay solo se centraron en apoyar al feminismo y la agenda LGTBIQ; Paraguay y Guatemala se pronunciaron a favor de la defensa de la vida del concebido. Cabe resaltar que Luis Almagro, el secretario general de la OEA, llegó tarde y se fue temprano. No escuchó todas las peticiones, aunque el encargado de dirigir la sesión leyó el discurso de Almagro al inicio de la sesión: con lenguaje inclusivo y a favor de la lucha de las mujeres y de las minorías.

Si bien en las distintas exposiciones se trataron temas que también incluían aspectos vinculados a políticas de migración, minorías étnicas, empresa, laicidad de los Estados etc., los ejes centrales sobre los que giraron la mayoría de las ponencias de los miembros de la sociedad civil fueron, por un lado, el respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural y la promoción y defensa de la familia natural, y, por el otro, el “derecho” al aborto libre y legal, así como los derechos LGTBIQ.

«La Declaración, entre sus afirmaciones principales, sostiene que ‘los graves problemas de derechos humanos, de democracia y de estancamiento económico se deben a que hemos olvidado el valor de instituciones como la familia, la empresa, la iglesia y del valor intrínseco de la persona humana como el centro del desarrollo de nuestras naciones en toda su dignidad desde la concepción hasta la muerte natural'», señalaron.

Deja un comentario