Marcha lgtb: Un capital comercial nada humano

0
433

La tendencia mundial del uso y descarte de conciencias se ha inmiscuido en todos los ámbitos de la vida social, el utilizar la sensibilidad de la población hacia ciertos temas con fines meramente comerciales son el pan de cada día. Un fenómeno social es la aparición de la denominada “Marcha del Orgullo Gay” a la que se le suman aceptaciones y detractores cada año, pero esta controversial marcha está en la mira de grandes corporaciones, que ven quizás una magnífica manera de resaltar su imagen a través de un apoyo de nombre y que pasados los días simplemente no vuelve a hacer mención del caso hasta el siguiente año.

Algunas ciudades de nuestro país tienden a realizar corsos en fechas importantes para su población, si una empresa quiere participar en este corso simplemente hace pago de una inscripción que le da derecho a mostrar un colorido carro alegórico o una simpática presentación que hace alusión a su empresa y de esta manera hacerla más conocida con la población local. En el caso de la Marchas LGTB se puede ver a empresas participando sin pagar una inscripción, mostrando sus logos por las principales calles de las ciudades, con una muestra de supuesto apoyo que dura solamente ese día, destacando algunas excepciones que son de corte Lgtb que quizás usan este u otros intereses.

También es una forma de bañarse en popularidad, un político que se encuentra en decadencia y busca obtener de manera populista la aprobación de la población se infiltra en estas marchas a pesar de no ser parte de esta comunidad, dando manotazos de ahogado a sabiendas de que su caída está muy cerca por una mala actuación, principalmente en Economía y Salud. 

Según un estudio publicado por el diario El Comercio en una muestra de 73 empresas peruanas de 20 rubros distintos, donde se incluyó a organismos del Estado, elaborado por la ONG Presente, se ha revelado que solo el 8% de empresas se ha pronunciado públicamente apoyando los derechos LGTBIQ+. Por otro lado, el 7% ha realizado pronunciamientos internos a favor de la causa. A estas cifras se le agrega que solo el 18% cuenta con programas de entrenamiento o sensibilización en temas de diversidad sexual. Lo que nos hace suponer que las empresas usan a esta marcha para simplemente hacerse de mejor imagen y que ni en sus mismos sistemas de trabajo mantienen una acertada política de inclusión y no violencia.

Según el diario Perú 21 estas son las marchas que han hecho público su apoyo al día del “Orgullo” lgtbi: Sprite, Scotiabank, Real Plaza, Marriott International, Tambo, BCP, Uber, Civa, Movistar, Inca Kola, Entel, Interbank, Atento Perú, Papacho’s, IBM, Sodexo, Pilsen Callao entre otros.

También hay que destacar que son muchas las empresas que no han optado por apoyar esta marcha, a pesar de aperturarles otro mercado, debido a las “escenas” escandalosas y de intolerancia que muestran principalmente a la religión, así como besos en público, trajes poco pudorosos y la inevitable exposición a niños que manifiestan rechazo a su corta edad.  

Deja un comentario