Castigarían a médicos que informaron falta de incubadoras

0
48

Médicos del Instituto Nacional Materno Perinatal (INMP), conocido también como la Maternidad de Lima, afrontan procesos que podrían terminar en suspensiones y destituciones luego de denunciar la falta de equipos, así como otras irregularidades, en ese nosocomio, informó Expreso.

El médico Luciano Gutiérrez, pediatra del servicio de neonatología, dijo que le abrieron proceso administrativo solo por revelar la falta de incubadoras en ese hospital. Además, indicó que hay tres médicos del sindicato con procesos abiertos. “Nos persiguen para que nos quedemos callados”, declaró a ATV.

Señaló que también hay enfermeras con procesos admirativos abiertos. Gutiérrez detalló que entre los médicos que serían separados se encuentra el neonatólogo Carlos Kobayashi, quien esta semana reclamó por la falta de incubadoras, ventiladores y tubos endocraneales. Como es público, la ministra de Salud, Zulema Tomás, informó que en el presente año han muerto 1,817 neonatos en el Perú.

Sostuvo que esto ocurre no solo por la falta de incubadoras en los hospitales del país, sino también por el déficit de infraestructura en general. “Este año hemos tenido más de 254 mil niños nacidos en el Perú.

De estos, cerca de17 mil son prematuros, de los cuales han fallecido 1,817 niños hasta la fecha. Se trata de incubadoras, monitores, bombas de infusión, medicamentos, intensivistas, enfermeras, personal técnico, pero para eso estamos nosotros como Minsa haciendo un plan de acción que antes nadie lo ha hecho. Estamos cubriendo las brechas de equipamiento en el Perú”, explicó. “Nos faltan recursos humanos y equipamiento”, apuntó.

Una brigada de la Dirección General de Emergencias, Riesgos y Desastres (Digerd) del Ministerio de Salud (Minsa) viajó a la ciudad de Satipo (Junín) para atender a las personas afectadas producto de la ingesta de patarashca de pescado. La intoxicación masiva se produjo el jueves en la comunidad nativa de Parijaro, distrito de Río Tambo, y dejó cinco fallecidos, cuatro niños y un adulto. Veintinueve pacientes continúan en observación.

Fuente: La Resistencia

Deja un comentario