Farmacias argentinas no venderán pastilla para abortar

0
322

Luego de acoger la medida cautelar de la Asociación para la Promoción de Derechos Civiles (Prodeci) y de la Asociación Civil Portal de Belén, la justicia en Argentina suspendió el 5 de diciembre la venta del misoprostol bajo receta médica en todas las farmacias.

El fármaco, creado para las úlceras gástricas pero usado también para provocar abortos, será utilizado “únicamente en centros hospitalarios con acceso a cuidados intensivos y cirugía de urgencia”, expresó la jueza.

Si bien, ambas organizaciones también solicitaron la suspensión de la implementación del protocolo del aborto, ya que se pone el riesgo la salud de la mujer y del niño por nacer, la Justicia no se expidió sobre ello.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó el 29 de octubre de 2018 la comercialización del misoprostol en las farmacias bajo receta archivada.

En esa ocasión el Laboratorio Domínguez fue designado para la producción y comercialización de las pastillas en formato de 200 mcg para uso obstétrico y ginecológico. 

La medida cautelar para prohibir la venta en farmacias presentada por las asociaciones fue aprobada por la jueza Cecilia Gilardi de Negre, subrogante en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal nº 11.

La medida cautelar tuvo como intención demostrar que la venta del medicamento Misop 200 “constituye una seria amenaza a la salud de la mujer”, indicó en un comunicado la asociación de abogados que defienden y promueven los valores, Prodeci.

“La ANMAT habilitó la venta del Misop200 sin considerar las precauciones previstas en una disposición anterior del propio ente” donde “se advertía que ‘este medicamento debe ser utilizado por médicos’, y entre las precauciones y advertencias indicaba que el Misoprostol 200 microgramos (…) debe ser utilizado únicamente en centros hospitalarios con acceso a cuidados intensivos y cirugía de urgencia”.

También resulta “llamativo”, ya que fue “dictada apenas tres meses después de su resolución anterior, sin que mediase ningún estudio científico ni pruebas de ningún tipo que justificasen semejante variación en la modalidad de venta aprobada, para permitir la venta en farmacias de un producto que estaba reservado al ámbito hospitalario exclusivamente”, agregó.

La Prodeci advirtió que con esto se expone a las mujeres “a riesgos graves, expresamente constatados por el ANMAT y por el propio laboratorio fabricante en los trámites de autorización previos del mismo producto y de su predecesor, el Misop 25”.

“Ello, toda vez que la nueva condición de venta permite que el producto se aplique sin la necesaria supervisión médica y, lo que es más grave, fuera de un ámbito que asegure la pronta atención de las situaciones de emergencia que, según el mismo prospecto, la aplicación del medicamento podría generar”, precisó la asociación.

“La salud de la mujer exige el suministro de medicamentos en condiciones de legalidad, seguridad y gratuidad, recaudos que solo garantiza el sistema de salud hospitalario con acceso a servicios de urgencia”, aseguró el presidente de Prodeci, Miguel Haslop.

A su turno, la Asociación Civil Portal de Belén, dedicada a la acogida de mujeres con embarazo vulnerable, destacó en un comunicado “que el aborto es una acción injusta, que atenta contra la vida de las mujeres y niños”.

En ese sentido, “sostenemos la necesidad de articular medidas tendientes a la satisfacción de dichos derechos y no a la institucionalización de su menoscabo”.

Portal de Belén insistió en que “el uso del Misop 200 de modo indebido, tanto en las dosis como en las indicaciones recomendadas, puede ser nocivo para la salud fetal y materna”.

Dado lo anterior, la resolución dictada “propende al cuidado efectivo de las mujeres y niños, lo que celebramos en razón de que ello también limita la acción ilegal de asociaciones que facilitan y asisten abortos clandestinos con el uso de la droga ahora suspendida”, finalizó.

Fuente: Aciprensa

Deja un comentario