El otro sueño de la concejal socialista ‘castraniños’: “Un desastre que elimine a los tíos”

0
336

En el verano de 2019 se conoció que Aurelia Vera concejal del PSOE en la localidad del Puerto del Rosario (Fuerteventura, Canarias) y profesora de Lengua de 4º de la ESO en el Instituto de Educación Secundaria Diego de Alcalá hacía alegatos ante sus alumnos a favor de la castración infantil “para que los hombres dejen de gobernar”.

Según se supo entonces, Vera propondría llevar a cabo la mutilación genital a una edad temprana porque “cortarles los huevos a los que ya son grandes es complicado”. 

Una primera grabación con estas declaraciones de Aurelia Vera, llegó al diputado autonómico de Vox Francisco Serrano, que tras analizarlas interpuso una denuncia penal ante el juzgado de guardia de Sevilla. La denuncia fue trasladada finalmente al Juzgado de Primera Instancia e instrucción nº 1 de Puerto del Rosario. 

Dicha grabación fue filtrada a la prensa y se desató una persecución en el instituto donde sucedieron los hechos. Según las fuentes consultadas, dicha filtración no partió ni del denunciante, ni de la familia del menor que grabó a la profesora. 

La operación para localizar a la persona que grabó los audios fue puesta en marcha por un grupo feminista llamado “La sexta cariátide” respaldado por la profesora y que era conocido en el instituto como “la secta cariátide”. Tanto es así, que la propia profesora Vera hace ‘gracias’ con esa confusión lingüística en entrevistas radiofónicas a las que acudía con miembros de dicho grupo feminista.

Según las fuentes consultadas por la web de noticias Actuall, ‘La sexta cariátide’ organizó por todo el instituto pequeños grupos a modo de piquetes que “abordaban a los alumnos y les cacheaban en busca de grabadoras o móviles que les quitaban a la fuerza, con el fin de revisar su contenido y así descubrir quién estaba grabando las clases de Lengua”. 

Se da la circunstancia de que ‘La sexta cariátide’ recibió en el año 2018 uno de los Premios Meninas de la Delegación del Gobierno en Canarias por “su compromiso por concienciar a la sociedad en la que viven de impartir el feminismo en las escuelas”, según detalla la propia institución en su cuenta oficial de Twitter.  

Dado que el ambiente en el instituto tras las filtraciones no era el más pacífico y peligraba el anonimato de quien grabó a la profesora, el padre procedió a eliminar del dispositivo todas las grabaciones. La que se había filtrado en parte a la prensa en un primer momento y otras, que ya habían sido compartidas con el denunciante y que ahora ofrece Actuall, que ha tenido acceso a sus transcripciones periciales en exclusiva.

El «problema» es que no todo el mundo quería el comunismo

En el primero de los audios, Aurelia Vera defiende, como ya es conocido, la castración infantil selectiva como método para llegar a la “matria”, un nuevo sistema de gobierno de las sociedades basado “en el poder de las mujeres”.

Entre otras lindezas, Vera argumentaba: “Si tú les cortas los huevos a los niños nada más nacer, no sólo no van a poder tener hijos, sino que no van a desarrollar una serie de hormonas, que no le van a dar fuerza física. Porque la fuerza física está en las gónadas de los huevos (sic)”.

Vera defiende además ante los alumnos que esta “matria”, que define como “mi idea de otro mundo”, “funcionaría de puta madre” (sic), pero que la dificultad para su implantación hace imprescindible pasar por la castración infantil, del mismo modo que los partidos comunistas tuvieron problemas para implantar sus sistemas colectivistas y, según esta teoría, se vieron de alguna manera ‘forzados’ a implantar dictaduras.

“Como no pudieron implantarlos, se convirtieron en dictaduras, ¿vale? Si todo el mundo hubiera estado de acuerdo con los partidos comunistas, no hubiera habido dictaduras. Pero el problema es que todo el mundo no quería”.

Y remata: “Evidentemente, en mi matria sé que hay una parte que no va a querer, que saldrá humo […] Pero, cortarles los huevos a los que ya son grandes es complicado”.

La visión de Vera sobre la matria, pasa también por anular los deseos sexuales de los hombres: “Cuando esté mi sociedad implantada, aquellos hombres que no tengan huevos estarán felices porque no los han conocido. Claro. No tendrán siquiera deseos sexuales. No los conocen, por lo tanto no los echan de menos”.

Uno de los alumnos hace ademán de preguntar y Vera le da la palabra de esta guisa: “A ver, por deferencia, antes que le cortemos los huevos”

Para rematar la argumentación, Aurelia Vera defiende la eugenesia sin complejos: “Vamos a aplicar la eugenesia”, anuncia. Y cuando un alumno le pregunta qué es, responde: “La eugenesia es algo a lo que ha llegado la ciencia, a poder crear, poder crear niñas y niños a la carta. Como un menú. […] Ojos azules y  encima que no tenga ninguna enfermedad. Con esa información, cuando los científicos te cogen el óvulo y te cogen el semen te empiezan a manipular…”.

Por si quedaban dudas, la profesora y concejal socialista aclara: “La eugenesia no tiene sólo la función de destacar sementales buenos, que también”.

Uno de los alumnos hace ademán de preguntar y Vera le da la palabra de esta guisa: “A ver, por deferencia, antes que le cortemos los huevos”. Y sin que el alumno tenga tiempo de completar su pregunta, Vera interrumpe para aseverar: 

“¿Ustedes saben lo que nos han castrado a nosotras sexualmente durante millones de siglos, sobre todo aquí, en la mente, lo que nos han castrado? […] Los orgasmos femeninos aparecieron a partir de la década de los 60 y hasta eso nosotras no hemos podido tener orgasmos. Y eso es una castración mental, pero es una castración. ¡Qué coño importa a ustedes la de ustedes! Nosotras hemos sido mujeres castradas históricamente desde que nacimos (sic) hasta que morimos. Sólo en los años 60 con las investigaciones de Freud se empezó a pensar en que la mujer podía tener orgasmos. Ya a partir de ahí empezamos a tener orgasmos. Porque ustedes no nos dejaban ni siquiera pensar que nosotras teníamos derecho al deseo y al placer. Así que qué rollo con ustedes”.

Según recoge la literalidad del informe pericial, este audio comienza con la profesora defendiendo al dictador venezolano Hugo Chávez y a su sucesor Nicolás Maduro y cargando contra los Estados Unidos y “este mundo neoliberal”. Es precisamente la pregunta de un alumno sobre “qué sistema cree que se necesita” y Vera comienza su argumentación sobre la “matria”, con sus castraciones selectivas, eugenesias y demás teorías sobre el orgasmo femenino.

Aurelia Vera: “Hay que vigilar de cerca a lo religioso, porque si pudieran se cargarían la democracia”

«Se nos acabó el cuento»

En el segundo de los audios que han sido presentados ante la Justicia y a cuya transcripción pericial ha tenido acceso Actuall, Aurelia Vera alecciona sobre la necesidad, desde su punto de vista, de que los hombres no se involucren en el movimiento feminista: “Lo primero que tiene que hacer el feminismo es no dejar meter las garras de los hombres en él” porque “desde el momento en que los hombres metan su garra en el feminismo, que lo están intentando hacer, se nos acabó el cuento. Y esto sí que no es broma”.

Por otro lado, se dirige con palabras malsonantes a los alumnos, para subrayar la idea de que las mujeres “no deberíamos estar luchando ya por la igualdad” en un contexto democrático. Así se expresa, elevando la voz ante los adolescentes: “¡Qué hijo de puta nos puede decir que no somos iguales! Que no tenemos los mismos derechos, que no somos iguales. ¡Qué hijo de puta! ¡Que me lo diga! Me dicen a mi que yo no tengo los mismos derechos políticos que un hombre… ¡Es un hijo de puta! Y punto pelota. Porque soy persona”.

Un poco más adelante en la transcripción, insiste en la idea -“y todo el que se los niegue es un grandísimo hijo de puta. Vamos, que los hombres se doren en su propia salsa (sic)”- para concluir con la expresión de un deseo que, de cumplirse, haría innecesaria la castración selectiva por la que aboga en el primer audio: “Un desastre. Un desastre que elimine a los tíos. Y que queden poquitos, los mínimos. Y allí empezará mi matria”. 

“Religión y democracia son incompatibles”

En el tercero de los audios a cuya transcripción ha tenido acceso Actuall, la profesora y concejala del PSOE Aurelia Vera aborda la cuestión de las religiones en democracia. Y no se anda con rodeos: “No se puede ser ni siquiera democrático y religioso. Y hay que vigilar de cerca a lo religioso, porque si pudieran se cargarían la democracia”. 

En su alocución, Vera asegura también que “las religiones no admiten a ninguna democracia” y que “lo único que hacen es tener a las mujeres para sobrevivir, tragar y vestirse de democracia”. Y señala: “No dejemos gobernar a todo aquello que les huela a religión”, antes de concluir en otro momento de su alocución sobre esta cuestión que “la religión y la democracia son incompatibles”.

Fuente: Actuall

Deja un comentario