El Tribunal Supremo de Brasil rechaza despenalizar el aborto en caso de mujeres infectadas de zika

0
450

La mayoría de los ministros (miembros) del Tribunal Supremo Federal de Brasil votaron en contra de la Acción Directa de Inconstitucionalidad (ADI 5581), que pretendía permitir el aborto a las mujeres que fueran diagnosticadas con el virus del zika.

En el Plenario Virtual Abierto convocado para el viernes 24 de abril, siete de los 11 ministros del tribunal emitieron su voto sobre la Acción, rechazando la propuesta de despenalización gracias a la mayoría de votos negativos obtenidos, a pesar que los ministros que no habían votado, podían hacerlo hasta el 30 de abril.

La relatora del ADI 5581, ministra Carmen Lúcia, declaró votó en contra de la acción, junto con los ministros Dias Toffoli, Edson Fachin, Gilmar Mendes, Alexandre de Moraes, Rosa Weber y Luiz Fux.

Desde que el Tribunal Supremo de Madrid puso nuevamente en agenda el aborto, innumerables manifestaciones en contra aparecieron en las redes sociales y por medio de protestas en varias ciudades del país. Algunos expertos denunciaron las fallas técnicas y científicas de la Acción y también la inexactitud de los diagnósticos de zika, lo que hace que la propuesta sea inasequible.

De esta manera, la Corte Suprema falló a favor de un pedido de miles de brasileños, que se refleja en la gran cantidad de firmas [184.000] recogidas en la petición pública de la plataforma CitizenGO.

Asimismo, en un comunicado la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) convocó a todos los católicos a defender la vida y rechazar el aborto.

Por medio de cartas, los obispos se dirigieron públicamente a los ministros del Tribunal Supremo para compartir, reflexionar y considerar seriamente el deber de todos a valorar el derecho inviolable a la vida.

“Tenemos que discernir y buscar la verdad sobre las cosas, porque hay mucha manipulación. En 2017, la CNBB ya decía que ‘no corresponde a ninguna autoridad pública reconocer selectivamente el derecho a la vida o quién vivirá o morirá. Esta discriminación es perversa y exclusiva”, recordó el presidente de la Comisión Pastoral Episcopal para la Vida y la Familia de la CNBB, Mons. Ricardo Hoepers.

Fuente: Actuall

Deja un comentario