La familia sí importa

0
217

Por: Mgtr. Rodolfo Castro Salinas, director del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica San Pablo.

La familia no ha pasado de moda, ni es una reliquia del pasado, por el contrario es aquella institución que garantiza un futuro a las generaciones. Una institución de carácter natural, necesaria para la vida y el adecuado desarrollo de la personalidad de cada ser humano que la conforma, y fundamental para la vida y crecimiento de la sociedad. La familia se cimenta sobre el matrimonio, sin el matrimonio no habría estabilidad para los niños y la continuidad de la civilización se vería seriamente afectada. El matrimonio es la institución más antigua y básica de toda estructura social, el matrimonio precede al Estado.
Por su propia naturaleza el matrimonio es la relación primaria y constitutiva que origina a la familia. Es una comunidad de miembros que nacen del vínculo conyugal y donde sus miembros unidos por lazos sanguíneos tienen una vida en común. Familia deriva de la voz famulus, que a su vez viene de la raíz fames «hambre», conjunto de personas que tienen una vida en común y espacio donde se satisfacen las necesidades básicas: alimentación, vivienda, abrigo, afecto, etc.
La historia de tantas civilizaciones nos muestran los enormes beneficios de la familia natural. Es un escenario donde todos ganan: la pareja, los hijos, el Estado, la economía, etc. El pasado nos sigue enseñando con creces que allí donde los vínculos son fuertes, la nación se vuelve fuerte y los problemas sociales se reducen considerablemente; las bondades de la relación monógama estable y permanente entre un hombre y una mujer son innumerables: incrementa la esperanza de vida de hombres y mujeres, reduce la posibilidad en mujeres de ser víctima de crímenes y violencia, reduce costos de asistencia social, favorece el incremento en la tasa de natalidad, etc.
La sociedad necesita adultos consecuentes con sus opciones y compromisos. Hombres y mujeres necesitan establecer vínculos estables que puedan garantizar su unión en el tiempo. La estructura familiar que genera mayor bienestar para la sociedad es la conformada por matrimonios estables; y los hijos necesitan vivir y ser educados por ambos progenitores. Los resultados de la investigación realizada por Bradford Wilcox confirman esta tesis; y en los estudios realizados por la Child Trends – organización dedicada a investigaciones sobre bienestar infantil en EEUU – fueron similares. “Las investigaciones demuestran claramente que los niños dan importancia a la estructura familiar, y la estructura familiar que más ayuda a los niños es una familia encabezada por dos padres biológicos que comparten un matrimonio poco conflictivo”.
Hoy se habla mucho de nuevas formas de familias y se pretende bajo la sombrilla de defender los derechos de minorías, la no discriminación y la tolerancia; ampliar su concepto. La manera más efectiva de extinguir una realidad es dilatarla o banalizarla, haciéndola que abrace cosas diferentes y hasta contradictorias entre sí, esto ocurre si se equipara a las parejas del mismo sexo con el matrimonio entre un hombre y una mujer. Los actuales debates en tantos parlamentos son tan solo el reflejo de esta realidad.
El matrimonio y la familia si importan y el SDD (Dividendo Demográfico Sostenible) para el caso Perú muestra que para los peruanos el matrimonio sigue desempeñando un rol fundamental. El 93% de los peruanos cree que los niños deben crecer con su padre y madre, el 80% afirma que el matrimonio es una institución vigente, muy relevante y no ha pasado de moda, y el 80% considera que se debe invertir más en la familia.
Las nuevas tendencias demográficas vienen generando cambios en la institución familiar, este fenómeno ha inspirado numerosas investigaciones socio-económicas. Sería errado concluir que la familia es la solución o la medicina a todos los males sociales pero igual de equivocado sería restarle la importancia que se le debe, la sociedad debe comprender su relevancia y ello debe plasmarse en una política pública que la fortalezca y promueva.

Arequipa mayo de 2020

Deja un comentario