Empleados de Planned Parenthood admiten que a veces los bebés sobreviven a un aborto y les dejan morir

0
202

En el nuevo video, la gerente de adquisiciones de Advanced Bioscience Resources (ABR), Perrin Larton, una de las figuras que aparecen en los primeros videos encubiertos de CMP, dice que los fetos «intactos» son entregados después de ser sometidos a abortos «una vez cada dos meses», lo cual está muy lejos de la narrativa prevaleciente en la industria del aborto de que tales casos son extraordinariamente raros.

En cuanto a si «intacto» significa que un niño sigue vivo cuando el cirujano «hace una disección» para obtener las muestras de tejido deseadas, Larton niega haber visto signos de movimiento, pero admite: «Puedo ver corazones que no están en un POC (Producto de la Concepción) intacto que laten independientemente».

También testificó bajo juramento la Dra. Deborah Nucatola, ex Directora Superior de Servicios Médicos de la Federación de Planned Parenthoo de América (PPFA), que también aparece en los videos originales de CMP. Nucatola admitió que Planned Parenthood está «ganando dinero con esto» a pesar de las leyes en contra de las ganancias de los tejidos humanos, y que los abortistas saben cómo evadir la prohibición del aborto por nacimiento parcial.

«Estoy segura de que he tenido pacientes que han dado a luz a un feto inviable», admite, es decir, un «feto que no es capaz de sobrevivir». Nucatola es inicialmente evasiva en cuanto a la definición de viabilidad, argumentando que depende de cada caso, basado en muchos criterios, y que «depende de donde trabajas». En última instancia, ofrece algunos ejemplos de factores a considerar, la mayoría de los cuales no están relacionados con ninguna condición fatal por parte del bebé: «peso fetal estimado, edad gestacional, la salud del feto» y, en particular, «la posibilidad de ser objeto de intervención médica».

Jon Dunn, director general de Planned Parenthood Orange & San Bernardino Counties, testifica que sólo puede recordar un caso de hace décadas de un bebé que nació vivo después de un intento de aborto. En ese caso, afirma, el niño murió naturalmente en «cuestión de segundos», lo que significa que no habría habido tiempo de llamar al 911 para pedir apoyo para salvarle la vida.

«Esto es algo con lo que todo ginecólogo-obstetra se enfrenta en raras ocasiones», dice Dunn. «Es su juicio médico lo que determina qué debe hacer en esa circunstancia».

«¿Cuánto tiempo permitirán las autoridades públicas a Planned Parenthood y sus asociados vender niños vivos dentro y fuera del útero y luego matarlos mediante la extracción de órganos?» pregunta el jefe del proyecto CMP David Daleiden. Y añade que «Erl Departamento de Justicia ha perseguido enérgicamente la venta de partes del cuerpo de águilaa. Seguramente la venta de partes del cuerpo humano después de cortarlas de un bebé con un corazón que late es al menos tan grave como ese crimen».

Archivado en: Planned ParenthoodAbortoEstados Unidos.Aborto

Fuente: Infocatólica

Deja un comentario