Toyota dice Sí al valor de la Vida con Millonario comercial en el Super Bowl

0
256

Toyota, hizo una millonaria apuesta por la vida, con un comercial de 60 segundos en uno de los espacios televisivos mas costosos del mundo, nos referimos al Super Bowl. El campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) -que enfrentó a los Kansas City Chiefs y los Tampa Bay Buccaneers el 7 de febrero. El anuncio cuenta la historia de la deportista Jessica Long, quien a lo largo de sus años de vida ha obtenido decenas de medallas y reconocimientos en la disciplina que mas le apasiona, la natación.

La estrella estadounidense de la Para natación, Jessica Long, dice que es raro que se emocione. Ni siquiera se le han saltado las lágrimas al subir a lo alto del podio de los Juegos Paralímpicos escuchando su himno nacional, algo que ha hecho regularmente desde que tenía 12 años en sus primeros Juegos de Atenas 2004. Pero las lágrimas no han dejado de fluir tras ver un emotivo anuncio.

Nacida en Siberia con una rara enfermedad que obligó a amputarle las piernas, fue adoptada por una familia estadounidense de un orfanato ruso cuando tenía un año.   “Es un lugar tan emotivo”, dijo Long. “Es tan crudo. La forma en que Toyota fue capaz de capturar todo eso, hace aflorar todas esas emociones que yo había olvidado”.

Long dijo que el anuncio capta perfectamente la historia de su vida en un minuto. Su malestar por no tener las piernas, el dolor al principio de la adopción por no poder hablar de ello y la natación siempre como su oasis. “No empecé este deporte pensando que iba a ganar medallas de oro o a salir en un anuncio del Super Bowl. Empecé con este deporte porque realmente amaba el agua. Era un lugar en el que me sentía realmente libre”.

https://www.toyota.com/espanol/team-toyota/athlete/jessica-long/

El anuncio muestra a una niña con muletas y en un vestuario sintiéndose sola.

“A veces estaba nerviosa y asustada por ser la única chica a la que le faltaban las piernas en el equipo de natación. Eso es realmente intimidante a veces cuando no ves a nadie que se parezca a ti. Pero tenía mucha determinación y espíritu para seguir luchando”.

A punto de llegar a sus quintos Juegos Paralímpicos en Tokio y con 28 años de edad, Long ha ganado 23 medallas Paralímpicas, entre ellas 13 oros, lo que la convierte en la segunda deportista Paralímpica más condecorada de la historia de Estados Unidos, por detrás de la también nadadora Trischa Zorn (46 medallas, 32 oros).

“Han pasado 18 años, 18 años para este tipo de cobertura para los Juegos Paralímpicos y para mi historia. Me sentía muy despreciada, dijo Long.

Añadió: “Estuve allí (en los Juegos) cuando tenía 12 años y no mucha gente conocía los Juegos Paralímpicos. Estaría encantada de que cualquiera mostrara los Juegos Paralímpicos, pero el hecho de que me hayan elegido para este lugar es el mayor honor”. Aunque está acostumbrada a exhibirse y nadar ante miles de personas, dijo que el domingo de Super Bowl es un día que nunca olvidará.

“Es uno de mis tres mejores momentos. Diría que ganar una medalla de oro es extraordinario porque nadie te la puede quitar. Hay momentos como cuando me entrenaba con el mejor olímpico de todos los tiempos, Michael (Phelps), que me llamaba J.Lo, eso fue muy especial y luego estar en el Super Bowl. Es genial”.

Long fue a entrenar con Phelps y su entrenador Bob Bowman antes de los Juegos Paralímpicos Río 2016 porque quería luchar contra lo que ella llama un estigma que existe donde algunos piensan que los Paralímpicos no son tan buenos como los atletas olímpicos.

“Mi mayor esperanza es que algún día no tengamos que explicar nunca más lo que son los Juegos Paralímpicos”. Long dijo que la nueva misión del IPC de utilizar su plataforma para impulsar el cambio social bajo el lema “El cambio comienza con el deporte” realmente se refiere a ella y a su historia.

“Entrar en el deporte me dio la confianza necesaria para compartir mi historia con el resto del mundo y para cambiar la visión que el mundo tiene de la discapacidad”, explicó la nativa de Baltimore. “Siento de verdad que me han dado esta vida para compartir mi historia”.

Vio el gran partido desde el Centro de Entrenamiento Olímpico y Paralímpico de EE.UU. en Colorado Springs, llevando máscara de pestañas a prueba de agua y llamando por FaceTim a su familia para ver su reacción al anuncio.

“(Esto demuestra) lo desinteresados que eran mis padres. Creo que están locos en el mejor sentido. Querían un bebé de Siberia, de Rusia. Ya tenían dos hijos. Creo que su cantidad de amor fue súper especial”.

Espera que todos los que vean su publicidad se lleven un mensaje en particular.

“Hay esperanza y fuerza en todos nosotros y más que nunca (este año de pandemia), necesitamos esperanza”. Long prosiguió: “Espero que la gente vea mi historia y se sienta inspirada para hacer eso que le ha dado miedo; eso que sin duda da miedo, pero luego se da cuenta de que ha tenido la fuerza dentro suyo todo el tiempo”.

Deja un comentario